García, Nuevo León, 27 de abril de 2018.-   Andrés Manuel López Obrador expresó que el distintivo del nuevo gobierno es que se acabará con la corrupción, no hace falta ningún castigo severo, exagerado que viole derechos humanos.

Insistió que se solucionará la corrupción, porque el próximo presidente de México no será corrupto y se acabará con la corrupción, porque se aplicarán las leyes: al margen de la ley nada, por encima de la ley nadie.

Dijo que ganará menos de la mitad lo que actualmente gana Enrique Peña y no vivirá en Los Pinos, porque últimamente tiene muy malas vibras y solo se van a quitar si se les abre ese espacio a los mexicanos, actuará con humildad, sin prepotencia.

 

Exigió que se detenga la compra de 8 helicópteros artillados a Estados Unidos, que cuestan 25 mil millones de pesos, “nosotros no queremos armamentismo, queremos la paz, que ese dinero se invierta para el desarrollo, crear empleos, para la salud del pueblo”.

Dijo que espera respuesta, pero como es perseverante, hacen como que no o escuchan, pero aquí están los de Gobernación, van a tener que informar sobre esa compra.

Manifestó que solo faltan dos meses para que terminen las campañas presidenciales y está muy bien, requetebién, más de 20 puntos arriba en las encuestas, pero pidió no confiarse.

Tomó protesta a los que van a cuidar las casillas el 1 de julio y hay una organización para que evitar que cometa un fraude electoral, pero ya la gente decidió, los mexicanos han internalizado que hace falta un verdadero cambio, una transformación.

Aunque saquen los de la mafia del poder sus spots asquerosos, se cancelará la reforma educativa, aseguró el candidato presidencial.

López Obrador agradeció mucho a la comunidad estudiantil del Tec de Monterrey que lo recibieron con interés y fueron serios, críticos, al mismo tiempo respetuosos.

Para mañana, Andrés Manuel López Obrador estará en Cárdenas, Comalcalco y Paraíso, Tabasco.